VARIEDAD DE ALMOHADAS PARA EL MEJOR DESCANSO

VARIEDAD DE ALMOHADAS PARA EL MEJOR DESCANSO

No tener la almohada adecuada para dormir, podría influir en como descansamos y el tiempo que lo hacemos, dado que no lograremos descansar adecuadamente si durante la noche sentimos incomodidad.

Por eso, a continuación analizamos cual es la almohada adecuada para dormir correctamente y recuperar todas las energías utilizadas en el día.

1.- Almohadas de espuma de goma

Nos ofrecen un soporte mucho mejor para la cabeza, es más densa y, por lo general, duran bastantes años en buen estado.

2.- Almohadas de poliéster

El inconveniente de las almohadas de poliéster es que, a medida que las lavamos, van perdiendo densidad y volumen. Notarás tu cabeza un poco más baja y, al final, tus cervicales se resentirán. No son una buena opción.

3.- Almohadas de espuma de látex o gel

Últimamente se han puesto de moda y las podemos encontrar en cualquier sitio. Son muy firmes y sus ventajas se encuentran, ante todo, en que nos protegen del moho y de los ácaros. Son ideales para mantener en equilibrio nuestro eje cuello-espalda.

4.- Almohadas de lana y algodón

Su principal beneficio radica en que no producen alergias. Si sueles padecer asma o tienes alergia a los ácaros, son una excelente opción. Aunque, eso sí, suelen ser bastante duras.

5.- Almohadas de plumas

Es uno de los rellenos más conocidos y de los que más se usan. No obstante, la pregunta es: ¿Son adecuadas? Desde luego. Ofrecen firmeza, sujeción cervical y comodidad. En contra tienen el hecho de que suelen ocasionar bastantes alergias.

 

LA POSTURA DE DORMIR

La postura revela, sin que lo podamos controlar, aspectos de nuestro inconsciente.

Sin embargo, la medicina aconseja intentar controlar este impulso freudiano, pues no todas las posturas son igualmente sanas ni favorables para nuestro descanso. Consejos contra el insomnio.

En general, dormir boca abajo puede dar lugar a problemas digestivos (ya que los contenidos del estómago llegan con mayor facilidad hasta la boca) y dormir boca arriba puede originar molestias respiratorias de diversa índole.

En cualquier caso, adoptemos la postura que adoptemos, lo más frecuente es que esa postura se mantenga sin cambios mientras permanecemos dormidos.

Se calcula que tan sólo un 5% de la población varía de postura en una misma noche.

LAS SEIS POSTURAS FUNDAMENTALES.

EL FETO

Tan sólo un 5% de la población varía de postura en una misma noche

Es la postura mayoritaria (el 41% de la población adopta la posición fetal). Como curiosidad, también es la postura mayoritaria entre las mujeres (un 51%).

La persona se acuesta de lado, con las piernas y los brazos encogidos, como si de un feto se tratase.

Esta postura podría asociarse erróneamente a gente que transmite una imagen apocada o débil, ya que la colocación del cuerpo sugiere ternura y necesidad maternal. Sin embargo, es una posición propia de gente que comunica una gran fortaleza y energía de cara al exterior, aunque estos rasgos sean el escudo de una exagerada sensibilidad.

Esta postura revela cómo esa fuerza que exhiben ante el resto es un recurso para disimular su timidez o su introversión.

La sensibilidad, oculta tras una autoconfianza más esforzada que real, constituye la clave de la personalidad de quienes duermen de este modo.

Si pertenece al grupo de personas que duermen en postura fetal, debe emplear una almohada suficientemente alta, de manera que la columna quede perfectamente alineada con el cuello y la cabeza, evitando así lesiones o molestias cervicales.

EL TRONCO

Es la segunda postura más frecuente, con un 15%.

Quienes adoptan esta postura para dormir, se recuestan sobre uno de sus lados y dejan caer los brazos pegados a lo largo del cuerpo.

Los "troncos" son, por lo general, muy abiertos y sociables. Su acusada sociabilidad les lleva a formar parte de diversos grupos, en los que se integran con facilidad y donde llegan a demostrar, en ocasiones, capacidad de liderazgo y convocatoria.

Sin embargo, su fe en los demás puede hacerles un tanto ingenuos, hasta el punto de tomar como cierta cualquier afirmación, conozcan o no la fuente de la que proceda.

Su credulidad les hace vulnerables y deben tener especial cuidado con el elogio interesado y la alabanza fácil.

En el caso de los "troncos", es recomendable variar la postura a lo largo de la noche para facilitar el flujo sanguíneo.

EL NOSTÁLGICO

De acuerdo con los estudios de Idzikowski, el porcentaje de gente que duerme adoptando la postura del nostálgico es de un 13%, aproximadamente.

Esta postura consiste en dormir de lado con los brazos extendidos hacia el frente, en ángulo recto con el cuerpo.

El carácter de quienes duermen en esta posición tiene algunos rasgos en común con la forma de ser de la gente que adopta la postura del tronco. Ambos son sociables, abiertos y con tendencia a la integración en grupos grandes. Sin embargo, la credulidad de los "troncos" se convierte en suspicacia en los "nostálgicos".

La visión del mundo de estos últimos es mucho más crítica, menos confiada y -en muchos casos- puede llegar al sarcasmo y al cinismo, dependiendo de la situación. Esa percepción crítica de la realidad les impide aceptar con facilidad las ideas ajenas, aunque sí las respeten, de modo que pueden resultar bastante obstinados.

En el caso de esta postura también es aconsejable variar de posición a lo largo de la noche, pues puede provocar problemas cardiovasculares y, con frecuencia, rechinar de dientes.

EL SOLDADO

Los "soldados" suman tan sólo un 8%.

La postura del soldado consiste en dormir sobre la espalda con el cuerpo completamente estirado y los brazos pegados al cuerpo.

Quienes duermen de esta forma se caracterizan por ser introvertidos y, generalmente, muy reservados. Frente a los "troncos" y los "nostálgicos", evitan los grupos grandes y prefieren los entornos tranquilos y relajados. Huyen del ruido, del caos y del tumulto.

En su vida diaria, suelen guiarse por unas normas muy estrictas que siempre cumplen a rajatabla y que, sin darse cuenta, intentan imponer a quienes forman parte de su entorno. 

La regularidad y la rutina no sólo no les asustan, sino que son sus mejores aliadas.

La postura del soldado puede dar lugar a problemas respiratorios y es poco recomendable en el caso de personas obesas. Además, provoca fuertes ronquidos.

CAÍDA LIBRE

La postura de la caída libre no es excesivamente frecuente. Suma un escaso 7% del porcentaje total.

Se trata de una posición poco común que consiste en tumbarse cabeza abajo y extender los brazos alrededor de la almohada, dejando la cabeza a un lado.

Al igual que los "soldados" y los "troncos", las personas que adoptan la postura de la caída libre, suelen ser sociables y extrovertidas. Sin embargo, este grupo se diferencia, en primer lugar, por su nerviosismo. Son personas muy inquietas y dinámicas, cuya actividad puede desembocar en serios problemas a la hora de conciliar el sueño.

La segunda diferencia reside en su rechazo de las críticas, que no son capaces asumir con facilidad. Huyen de todo comentario que consideren negativo y reaccionan mal en situaciones extremas, ante las que demuestran una escasa capacidad de actuación. Además, su nerviosismo puede llevarles a realizar pequeñas o grandes imprudencias, por falta de reflexión previa.

Se aconseja cambiar de postura durante la noche para evitar posibles problemas de cervicales.

LA ESTRELLA DE MAR

Constituye el grupo más minoritario: sólo un 5% adopta esta postura a la hora de dormir.

Duermen como una estrella de mar quienes se tumban sobre la espalda con los brazos estirados hacia arriba, rodeando la almohada.

Las "estrellas de mar" destacan por ser personas altruistas, llenas de buenos sentimientos y con generosidad suficiente como para atender a quienes se les acercan, siempre que acudan a ellos con intenciones sanas. Su atención hacia los demás les permite hacer amigos rápidamente y, por lo general, evitan ser el centro de atención, pues prefieren quedarse en un discreto segundo plano en reuniones y grupos.

Esta postura es poco beneficiosa para las personas obesas o con problemas respiratorios. En este último caso, puede provocar interrupciones del sueño y ronquidos.

Editado en 2017-03-17 Ortopedia, Entradas Blog 0 1020

Dejar un comentarioDejar una contestación

Debe estar identificado postear un comentario.

Archivos del blog

Categorías blog

Últimos comentarios

Sin comentarios

Busqueda en blog