LOS AVANCES EN EL DIAGNÓSTICO Y EL TRATAMIENTO DEL CÁNCER DE LARINGE PERMITE UNA MEJORA DE LA CALIDAD DE VIDA    

LOS AVANCES EN EL DIAGNÓSTICO Y EL TRATAMIENTO DEL CÁNCER DE LARINGE PERMITE UNA MEJORA DE LA CALIDAD DE VIDA   

 

El cáncer de laringe es el de mayor incidencia entre el grupo de tumores de cabeza y cuello. Se estima que en España se producen 3.725 al año de cáncer de laringe (REDECAN), sobre todo entre la población masculina debido a factores de riesgo como el tabaco y el alcohol, principalmente.

En el cáncer de laringe la radioterapia es una alternativa terapéutica eficaz como asegura el Dr. Antonio Ristori, oncólogo radioterápico de GenesisCare Jerez de la Frontera. “Si el paciente está en estadios iniciales (T1,T2) la radioterapia tiene una clara intención curativa, y con ella puede evitar pasar por la cirugía”, -y aclara– “los últimos estudios confirman que la radioterapia hipofraccionada (mayores dosis y en menos sesiones de tratamiento) mejora la supervivencia en este tipo de pacientes”.  Según un estudio publicado recientemente en la revista Journal of the Nacional Cáncer Institute, (JNCI J Natl Cancer Inst (2017) 109(10): djx042, en el que han participado más de 10.000 pacientes de EEUU durante más de diez años, el hipofraccionamiento en carcinomas de laringe en estadios I y II tiene como beneficios el aumento de la sobrevida del paciente.

Se estima que el aumento de la supervivencia a los 5 años para pacientes con cáncer de laringe en estadio T2 es de 70,8% cuando se le aplica un tratamiento con radioterapia hipofraccionado, pero se reduce a un 64,5% si se administra radioterapia convencional.

Concentrar el tratamiento en 28 a 30 sesiones en vez de las 35 habituales se considera en la actualidad uno de los principales avances en el abordaje de este patología. “El hipofraccionamiento se va incorporando cada vez más a la práctica clínica porque se ha demostrado que la misma toxicidad, o efectos secundarios, y que se alcanza mayor control de la enfermedad con respecto a la radioterapia convencional”, considera el Dr. Ristori, especialista en cáncer de cabeza y cuello.

En la actualidad, la técnicas más empleadas en los tumores de laringe son la IMRT (Radioterapia de Intensidad Modulada) que permite adaptar de forma muy precisa  la radiación a la forma del tumor, evitando dañar a los órganos sanos próximos como la médula y la glándula parótida, y la IGRT (Radioterapia Guiada por Imagen)  con el que se consigue reducir al máximo la dosis de radiación que llega a los órganos sanos que rodean el tumor. “Hipofraccionar el tratamiento en cáncer de laringe es posible cuando se disponen de avanzados equipos de radioterapia como el VMAT o al Tomoterapia. Lo que ha supuesto una mejora sustancial tanto en el procedimiento como en la calidad de vida de estos pacientes”, concluye el especialista de GenesisCare Jerez de la Frontera.

 

Sobre la Compañía:

GenesisCare es una compañía internacional especializada en la prestación de servicios de calidad para pacientes con cáncer, que cuenta con 27 centros en Australia y 10 en Reino Unido. Tras la adquisición de IMOncology y Oncosur Grupo  (incluido Clínica Radon) en 2016, GenesisCare se ha convertido en el mayor especialista de tratamientos de cáncer en nuestro país, con 17 centros en el territorio nacional, casi 30 años de experiencia, y la asistencia tecnológica y humana más completa.

 

Editado en 2017-08-18 Ortopedia, Entradas Blog 0 907

Dejar un comentarioDejar una contestación

Debe estar identificado postear un comentario.

Archivos del blog

Categorías blog

Últimos comentarios

Sin comentarios

Busqueda en blog